Deportes a Millón Radio Virtual

sábado, 19 de marzo de 2011

Dinamismo geohistórico de la ciudad << José de la Cruz García Mora >>

"Una ciudad -como escribió alguna vez el historiador tachirense Aurelio Ferrero Tamayo - es una conquista humana y el resultado de pequeños esfuerzos cotidianos contra la barbarie". El proceso de transformación en las estructuras urbanas, económicas, sociales y humanísticas de San Cristóbal, en estas cuatro centurias y media, traduce con gran exactitud geohistórica el tránsito desde la organización más simple, como villorrio de españoles, a la complejidad funcional de la actualidad, como núcleo metropolitano regional. Es la yuxtaposición de procesos y factores que alientan el dinamismo urbano de la capital del Estado y le confieren la dimensión como encrucijada de caminos y esperanzas. El peso de San Cristóbal se deja sentir con intensidad telúrica en la estructuración terrígena del territorio tachirense. Incluso, la influencia se proyecta más allá de las fronteras regionales.
Tal es el papel que le ha correspondido jugar a la Villa fundada por Juan Maldonado y construida con pasión terrígena por los ciudadanos de todas las épocas.
Allá lejos en el tiempo se ubican los inicios en el proceso de articulación espacial de la red de asentamientos del Táchira, jalonados por la presencia de la villa torbesina, con un primer manojo de pueblos que comenzaron a palpitar con entusiasmo en el valle del Torbes o en los alrededores: Táriba, Capacho, Lobatera y Palmira. Tiempo después vendría Cordero. Para entonces era necesario articular la conexión entre los valles del Táchira, Torbes, El Valle y Grita, para asegurar el intercambio entre Pamplona y Mérida. San Cristóbal, ubicada en la mitad del trayecto, logró consolidar su funcionalidad como centro de convergencia de caminos, al facilitar el acceso hacia la frontera, el llano, el sur del lago y el vientre profundo de la cordillera andina. Con la aparición de San Antonio, Rubio, Michelena, Colón, Seboruco y El Cobre, logra estructurarse una subregión muy dinámica en los recintos de la depresión del Táchira. Otro manojo de pueblos palpita en la órbita económica de La Grita, la cabecera de la otra subregión geográfica del Táchira.
Acá cerca en el tiempo la complejidad funcional de la capital del Estado logra articular los espacios e integrar la dinámica metropolitana, en cuyo seno un gran conglomerado de almas centra el quehacer cotidiano en las perspectivas socioeconómicas de la región. El efecto magnetizante de San Cristóbal, como primer centro urbano de la región andina, estimula el intercambio humano y comercial con otras ciudades y pueblos. Cada día se genera una serie de movimientos pendulares que tienen en San Cristóbal el centro o el destino de la gran masa laboral en movimiento. La intensidad de la integración binacional muestra a San Cristóbal como referencia espacial frente a la presencia de Cúcuta al otro lado de la frontera, como San Antonio, Rubio y Ureña como bisagras funcionales de esa dinámica geoeconómica y social. La ciudad cumpleañera aún sigue entretejiendo vínculos de pasión humana, no sólo con respecto al espacio, sino también en función del tiempo, porque sigue siendo un hito en la configuración geohistórica del Táchira. Geógrafo.
josegarmo@yahoo.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada