Deportes a Millón Radio Virtual

martes, 29 de marzo de 2011

San Cristóbal aún posee muchas fortalezas

No todos sus habitantes ejercen la ciudadanía para ayudar a salvarla
San Cristóbal aún posee muchas fortalezas

La ciudad no tiene edificaciones de la colonia. Las pocas casonas que permanecen en pie fueron reconstruidas a partir de 1.875.

( José Luis Guerrero S. Diario La Nación 27/03/2011)

La ciudad de San Cristóbal se ha consolidado. No hay cifras concretas, pero se estima sean más de 600 mil personas las que día a día comparten sus espacios.

Todos ellos se unen diariamente en un mismo territorio. Disfrutan de sus fortalezas, critican sus debilidades para que sean mejoradas, no sólo por las autoridades municipales de turno, sino por todas las personas que ocupan sus calles, sus parques, sus mercados, sus edificaciones. Las que van y vienen a trabajar, a estudiar, por diligencias personales o a dar un paseo.

A sus 450 años de fundada, San Cristóbal necesita resurgir. Para ello se hace necesario crear un plan para rehabilitarla y cambiar el esquema de una ciudad no planificada, donde haya participación de todos los sectores que comparten sus espacios. Este es el planteamiento del historiador Samir Sánchez, secretario de la Universidad Católica del Táchira.

"Hoy podemos definir que la ciudad está como anárquica y esta generación debe pensar a largo plazo, que con el correr de otros 50 años hagamos una San Cristóbal planificada, con normativas escritas en estos tiempos que se cumplan y no se traten sólo de letra sobre papeles... Es rehabilitar la ciudad que todos queremos, con la que soñamos y que aún ha sido imposible alcanzar", expresa.

A su criterio, se deben aprovechar todas las fortalezas de la ciudad; su ubicación, su clima, su gente, para hacerla más humana, hecha para el bienestar de las personas... "Que cualquier habitante pueda caminar hacia el Centro u otro lugar de la ciudad y disfrute ese recorrido. No debemos pensar sólo en el cemento ni en los carros, como ha sucedido hasta ahora, sino aprovechar su entorno natural y sembrar más árboles".

Pero también agrega, es importante imponer las normas, aplicarlas para frenar el comportamiento anárquico de muchos de sus hijos y de sus visitantes, quienes no tienen conciencia ciudadana para habitarla y vivirla al actuar de manera grosera y desenfrenada.

Opinión similar comparte el también historiador Luis Hernández, presidente del Ateneo del Táchira, quien considera muy importante trabajar sobre la cultura ciudadana y el adecuado uso de los espacios públicos, despertar el amor de la gente por la ciudad, que la sienta suya, para aprender a valorarla y la cuide.

Precisa que el error que hoy día pagamos todos es porque no se ha enseñado a amar a San Cristóbal. Esta es la razón de la anarquía de muchos de sus habitantes y de las personas que vienen de otros municipios a compartir sus espacios.

Sostiene que los males de la actual ciudad son consecuencia de sus debilidades, tal es el caso del caos del tráfico de vehículos, la violencia, la dejadez de la municipalidad hacia sus problemas de vialidad y servicios públicos en general, la indiferencia y la indolencia. Todo esto ya ha sido planteado por periodistas como Marcos Morales en el periódico El Centinela, Antonio Ruiz en Diario de Los Andes y Rafael Cortés en Diario La Nación. "Pero fueron voces desoídas y las autoridades no hicieron caso de éstas".

"La indiferencia y la irresponsabilidad de sus munícipes -los integrantes del Concejo Municipal-, hablo de muchos años atrás; si se revisan los archivos, hay casos, a partir de los años 60, cuando comienzan los negociados políticos, la permisología y el haber hecho construcciones no adecuadas en el Centro, ejemplos que hoy día están a la vista de todos", recuerda.

No avala, por ninguna razón, cómo la cotidianidad de las personas los ha llevado a llamar las calles, lugares y espacios públicos por otros nombres, sin importarles revisar su origen y quiénes fueron en vida, sus aportes al estado y al país.

"A la avenida Francisco Javier García de Hevia la llaman la Quinta avenida, la otra, Isaías Medina Angarita, le dicen la Séptima; a la plaza María del Carmen Ramírez, la denominan plaza Los Mangos; la otra, Antonio Ríos Reyna, la conocen como la plaza Los Enanitos. Eso no puede seguir pasando, es falta de identificarse con su ciudad, con sus espacios", dice.

Fortalezas de la Villa cumpleañera

Para Rosa Luz Hernández, presidenta del Archivo Regional del Folklore del estado, San Cristóbal "es una ciudad de clima fresco y muy agradable, de hermosos paisajes naturales. Con montañas para el encuentro con la naturaleza en el majestuoso Parque Nacional Chorro del Indio, desde donde bajan las nubes y la neblina con su manto blanco a refrescar la cotidianidad urbana".

En 2011, San Cristóbal es una ciudad abierta a la inversión, de habitantes emprendedores, trabajadores, juventud que se forma en cuatro universidades y más de 25 institutos tecnológicos, en oficios puntuales para responder día a día a la jornada laboral.

"Claro, falta coordinar esta capacidad de la gente mediante planes concretos de trabajo, estimular inversiones extranjeras, abrir posibilidades a los capitales foráneos para consolidar más empresas, más fuentes de empleo y fomentar que el sancristobalense tenga más visión empresarial, comercial, de crecer como lo ha hecho la ciudad", sostiene Samir Sánchez.

Precisa que su gente es el recurso más valioso de la ciudad cumpleañera. "En su mayoría son educados, donde hay cumplimiento de la palabra empeñada", apreciación que comparte el historiador Hernández al definir a los sancristobalenses como personas de una calidad especial, integrantes de familia de espíritu cristiano, cooperadores, con amplio sentido de ayudar, de tender la mano al forastero y de dar confianza.

"No somos oligarcas, ni de sangre azul, pero ese mote de la Ciudad de la Cordialidad sí lo es, a pesar de todo", afirma.

"Somos seres humanos con un talento cultural que en los últimos años ha destacado en todas las artes; llámese música, danza, teatro, pintura, cine alternativo... Ventanas de sabiduría que llegan y entusiasman a otros para salir adelante", manifiesta Rosa Luz Hernández.

El factor comunicacional propuesto por el Procurador de Pamplona es otra fortaleza. "San Cristóbal es una ciudad con una excelente ubicación geográfica. Es el centro desde donde nos comunicamos con la capital del país por la carretera de los Llanos, por la ruta hacia los Andes salimos al estado Zulia para conectarnos con el Océano Atlántico y en el Camino de los Españoles vamos hacia Colombia por la frontera. Privilegiada ubicación geográfica", destaca Mary Rico de Azócar, directora del Museo del Táchira.

El plan rector

Escribió el actual cronista de la ciudad, J. J. Villamizar Molina, en el texto "San Cristóbal viajera de los siglos" que al momento de la fundación "Juan Maldonado hunde su báculo florido en medio del trazado que demarca la plaza mayor, la cárcel y el cabildo, y la iglesia..." territorio donde está la Catedral y la plaza que lleva su nombre.

Trazó el conquistador el primer plan de desarrollo urbanístico de la villa que aún se conserva. Es ésta la principal debilidad actual de la ciudad que en los últimos 60 años ha visto transformar sus espacios verdes en zonas habitadas por el hombre, pero como sin rumbo definido para los expertos en la materia.

Arelys Méndez, arquitecta de las nuevas generaciones, docente de la Universidad Nacional Experimental del Táchira, considera que el nuevo plan rector de la ciudad - el vigente es de la década de los 70 - sería el mejor regalo para la Villa cumpleañera, donde los planificadores trabajen para el disfrute de la ciudad por la gente que camina y no para los carros que transitan por sus calles.

Esta planada donde la ciudad creció se conserva, pero con el paso de los años las construcciones allí levantadas han sido destruidas por la misma naturaleza. Los terremotos derrumbaron las paredes de las casas de barro y techos de teja.

Su reconstrucción ha sido desmembrada por el hombre y no hay un casco histórico para mostrar al visitante, ni una ciudad vieja, tampoco restos de la Colonia como sí se aprecia en Coro, estado Falcón. Las pocas edificaciones, iconos de la ciudad cumpleañera, están dispersas.

"Es la inseguridad otro de los males de la ciudad, la violencia desatada en las calles es tema de obligatoria discusión entre familiares y vecinos que vienen o quieren venir a San Cristóbal. Cuando estoy en otra ciudad la gente pregunta mucho sobre el tema y creen que los sicarios y guerrilleros están a la vista de todos. Claro, hay miedo de ser víctima de éstos", señala Mary Rico de Azócar.

San Cristóbal está de plácemes. Suman 450 años. La solicitud del Procurador Sánchez es historia a lo largo de los siglos. Tarea que Juan Maldonado cumplió y que otros rechazan por el asesinato masivo de los pobladores de esta tierra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada