Deportes a Millón Radio Virtual

sábado, 2 de abril de 2011

El Bolívar civil de la UNET

Escrito por MsC Carmen T. Alcalde de Rosales   Domingo, 13 de Marzo de 2011
El historiador Rafael María Rosales en su libro Estampas de la Villa, recopila la historia del majestuoso busto de nuestro Libertador, colocado en la pequeña plaza que lleva su nombre, ubicada al costado  del edificio de la Biblioteca y que sirve de paso obligado a las edificaciones “B” y “C”. Este monumento fue erigido en San Cristóbal a principios del Siglo XX  (1914), en la Plaza Bolívar, frente al antiguo Mercado Cubierto donde hoy se alza el Centro Cívico.
Este busto parece ser fue un regalo a la ciudad de la Colonia Alemana ya que lo habría esculpido un artista alemán: es un Bolívar trajeado de civil, quizás único, de las obras dedicadas a El Libertador. “Al ser  traída la estatua ecuestre de El Libertador para la actual Plaza Bolívar inaugurada el 19 de diciembre de 1928, el busto de Bolívar Civil es llevado a San Antonio del Táchira y colocado en la Alameda de la Aduana Nacional fronteriza, frente al Casino de Oficiales, antes sede del Comando Regional No. 1 de las FAC, donde estuvo hasta 1983, cuando con motivo del Bicentenario del nacimiento de El Libertador se construye el Parque de la Confraternidad Colombo-Venezolana  y es erigida allí una estatua ecuestre, réplica de la existente en la Plaza Bolívar de Caracas”. (Rosales, 1991).
Al quitar el busto de Bolívar en San Antonio, la Universidad Nacional Experimental del Táchira, a través de su Rector Jorge Francisco Rad, la solicita para ser colocada en una plaza construida para tal fin. Desde entonces, el Bolívar estudioso, el estadista, el pensador y escritor, vigilante de las de generaciones de jóvenes que allí se forman, ha permanecido recibiendo honores en fechas patrias, en fechas de celebración de los gremios y en la importante fecha de creación de esta casa de estudios.
En las horas del recuerdo, de las conversaciones estudiantiles, en los momentos de risas y preocupaciones, está allí  don Simón escuchando silencioso, observando el ir y venir de los estudiantes, profesores, obreros y empleados administrativos que conforman hoy la comunidad unetense.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada