Deportes a Millón Radio Virtual

sábado, 2 de abril de 2011

Juan Rincón quiso mejorar sus negocios

Escrito por Luis Enrique Borges          
Diario Los Andes jueves, 31 de marzo de 2011
A veces la historia nos sorprende, claro, si vemos en lo profundo para entender el actuar de los hombres y el porqué de los acontecimientos. Se ha dicho que se atenta contra la necesaria imparcialidad, mas todo es una intención, si no las cosas no suceden. Hace 450 años San Cristóbal era apenas un sueño del rico comerciante Juan Rincón, quien pensando en la mejor organización de sus negocios, así como los de otros como él, solicitó al cabildo de Pamplona la creación de un lugar para el reposo de viajeros y bestias que se encontrasen en tránsito hacia la recién fundada ciudad de Mérida. ¡Juan Rincón quiso mejorar su negocio y actuó en consecuencia! Fue así como el capitán Juan Maldonado y Ordóñez de Villaquirán, recibió la orden de penetrar en el llamado "Valle de las auyamas", en búsqueda de un lugar para crear tal establecimiento. Fue fácil armar la expedición, pues más allá del cumplimiento de la orden fundacional, los expedicionarios albergaban la esperanza de encontrar la fabulosa ciudad de "Cania", con sus calles y fachadas de oro, rematadas con piedras preciosas. "Cania" resultó ser una versión del mito de El Dorado, estrategia indígena para alejar a los españoles de sus comunidades... Así que aquellos hombres se adentraron por páramos y tierras llanas, hasta encontrar un espacio ideal, donde fundaron San Cristóbal, En Un Día Como Hoy, 31 de marzo de 1.561.
San Cristóbal fue llamada, por algún tiempo, "Villeta de Cristianos" por ser apenas un modesto lugar de posada en el camino hacia Mérida. Los primeros años de la ciudad fueron difíciles, pues apenas tenía 15 años de creada, cuando en 1.576 Francisco de Cáceres fundó La Grita, desviándose el tránsito hacia la nueva ciudad. Así que por mucho tiempo, San Cristóbal luchó por no desaparecer y lo logró, gracias a su excelente ubicación geográfica. Incluso en crónicas de 1.786, ya figuraba San Cristóbal con importancia económica, por ser puerta occidental en el camino hacia los Llanos, con una interesante alternativa a través de los ríos navegables, Uribante y Apure pudiendo llegar hasta el Orinoco... San Cristóbal fue creciendo de manera sostenida, siendo parte importante del acontecer nacional, precursores sus habitantes a la hora de organizar las primeras protestas contra el régimen español a través de Los Comuneros, alzados en 1.779. San Cristóbal siempre dio aportes a las más nobles causas, colaborando en la creación de una economía sólida, mientras el país todo se incendiaba en la Guerra Federal. Esa necesidad de progreso y bienestar se manifestó en 1.870, cuando Abel y Eduardo Santos, Miguel Parra Picón y otros, fundaron el Liceo del Táchira, sociedad cultural cuyas finalidades eran organizar una biblioteca, editar un periódico, establecer un museo, crear una escuela de artesanos y abrir un jardín botánico. Para 1.891 funcionaba una sociedad cultural con el nombre de Alianza Literaria bajo la dirección de José Venancio de Silva. En San Cristóbal, arte y expresión cultural, han encontrado su asiento, pues el 19 de abril de 1.907 se instaló la sociedad Salón de Lectura, el primer Ateneo de Venezuela.
Nada queda de aquella pintoresca población que fue bautizada Villeta de Cristianos, incluso el pasado reciente, comienza a desdibujarse en aras de algo que llaman el inevitable progreso material, pero que pensamos que es factible de controlar, para guardar en lo físico parte del orgullo de sus hijos por esas calles "que van subiendo al cielo", bordeadas de casitas de otros tiempos amables... Ovacionamos a San Cristóbal por 450 años de vida. Se espera la gran fiesta, con el sueño de que más allá de logos, obras teatrales, canciones bien hechas, condecoraciones, discursos, desfiles y toda esa parafernalia, quede algo que para afianzar a una ciudad que merece conciliar la tradición, la historia que pareciera escaparse por carreras y pasajes, con el desarrollo necesario y la emoción del futuro grande por venir... Celebramos con esta ciudad que nos brindó abrigo y adoptamos como nuestra, al recordar que hace 450 años, En Un Día Como Hoy, 31 de marzo de 1.561, fue fundada como una villeta de cristianos, un punto de paso, que a fuerza de fe y trabajo, reclamó su derecho de ser ciudad...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada