Deportes a Millón Radio Virtual

miércoles, 23 de febrero de 2011

Edición Especial San Cristóbal 441 Años Lejos Del Ruido

Publicado el 31 de marzo de 2002 en el Diario La Nación. / publicado para la  revista cordialidad año 12, nº11 enero 2004
Uniéndose al movimiento del 19 de Abril de 1810, San Cristóbal, firmó su acta de independencia el 28 de Octubre del mismo año, logrando consolidarse para “tomar las riendas" de su propio desarrollo hacia la ciudad que deseaba ser.
Con el pasar de los años, San Cristóbal se ha ido convirtiendo en una ciudad de importantes acontecimientos, dándole cabida a un sinnúmero de situaciones que nos permiten vislumbrar su rol protagónico en la historia, tal es el caso de su momentáneo nombramiento como capital de La Gran Colombia, hecho público por el Libertador el 19 de Abril de 1820.
Aunque este rol no lo asumiría por mucho tiempo, la historia no se detuvo, en 1830 con la disolución de la Gran Colombia, se disolvieron los parlamentos y se establecieron 12 provincias, una de las cuales era Mérida, cuestión que cambiaba la situación política que regía San Cristóbal.
La vida republicana desenvolvía a la Villa en un progresivo paso, lento pero firme, hacía el desarrollo del Táchira y sus ciudades, entre ellas San Cristóbal. De esta manera, el Soberano Congreso de la República "decretó, el 11 de marzo de 1856, la creación de la Provincia del Táchira, formada con los cantones de San Cristóbal, San Antonio, Lobatera y La Grita. En este Decreto se dispuso que la capital de la provincia fuera San Cristóbal y allí se estableció la sede de todos los órganos del Gobierno Provincial, contando con una población general de 42.731 habitantes.
El Decreto fue sancionado por el ejecutivo Nacional el día 14, durante el Gobierno del General José Tadeo Monagas, quien nombró el 9 de mayo al ciudadano Pascual Casanova para el cargo de gobernador del Estado.
La juramentación fue el 1 de julio de 1856, seleccionando luego a los representantes ante el Congreso de la República, según establecía la circunscripción, de los cuales fueron elegidos por la Provincia, Pascual Casanova, Carlos Rangel y los diputados José María Gutiérrez y José Gregario Villafañe.
Sobre el papel de la iglesia en la formación de los pueblos tachirenses no se cuenta con registros fieles, pero existen algunos en los que se refiere que en el año 1776 fue erigido el obispo de la Provincia de Mérida, del cual dependía por Rescripto Apostólico la Villa de San Cristóbal, según explica el historiador Tulio Chiossone.
Continúa relatando Chiossone: “... de acuerdo con el principio fundamental del descubrimiento y la conquista, la vida religiosa de la Villa de San Cristóbal fue característica esencial que presidió la formación moral de sus habitantes a falta de escuelas y de sonados centros culturales".
Es imposible pasar por alto que San Cristóbal se mantiene fiel a sus raíces pacíficas tanto aborígenes como españolas, pues no participó de forma activa en la Guerra Federal. Muy por el contrario, en aquellos años de cruentas luchas, San Cristóbal y todo el Estado Táchira se vio desbordado en un verdadero ímpetu de desarrollo cultural.
Alegría desbordante
Visitar la ciudad de la cordialidad, conocer sus iglesias y degustar los más típicos dulces, son sólo algunos de los atractivos que ofrece la ciudad a los turistas que la visitan. Y cita irrenunciable, las ferias de Enero en honor al patrono, San Sebastián. La Feria Internacional de San Sebastián, ostenta ser de las más importantes de América, atrae turistas de cualquier parte del mundo y se convierte en vitrina cultural y económica para quienes disfrutan cada mes de Enero esta gran festividad. Quema de pólvora y desfile de bandas, dirigidas a coterráneos y visitantes, así como la más variada gama de espectáculos y actividades folklóricas, culturales, agropecuarias, industriales, recreacionales y deportivas; sin olvidar las tradicionales corridas de toros realizadas en la monumental Plaza de Toros.
Las ferias han impulsado significativamente la imagen nacional e internacional de San Cristóbal, convirtiéndose en punto de referencia desde que la ciudad contó con este monumento taurino y la constitución formal del complejo ferial.
La festividad taurina de la Villa se ha convertido en sentido cultural desde que se celebraron por primera vez en la primogénita Plaza Mayor que hoy posee el nombre del fundador de la ciudad, para Juego trasladarse a la plaza “El Pantano". Hoy Plaza Bolívar y de allí a la Plaza de “La Ermita", llamada hoy Plaza Páez.
Las fiestas patronales han formado parte importante de la historia de la ciudad desde sus inicios concretos en el año 1967, cuando la ciudad inauguró su Monumental Plaza de Pueblo Nuevo, gracias al esfuerzo de un grupo de tachirense. La Feria Internacional de San Sebastián marcó de esta manera sin duda el camino de las demás ferias de Venezuela.
San Cristóbal no se co0nforma con el título  de “la ciudad cordial”, sus raíces demuestran  que la talla es mayor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada